lunes, 24 de abril de 2017

TAPA "Dorrego Despierta" lunes 24 de abril 2017


¿Quién desestabiliza a quien?

Resultado de imagen para desestabilizacion
Operaciones en redes sociales pagadas con dineros públicos para agitar una presunta desestabilización al gobierno ,proscripciones a partidos políticos opositores, represión indiscriminada a los docentes que quieren protestar pacíficamente frente al congreso, persecuciones a dirigentes gremiales y políticos incluyendo a una ex presidenta. Funcionarios que se burlan de crímenes aberrantes sólo porque sus víctimas son militantes del campo social y popular.  Son noticias, hechos concretos que Esto es Cambiemos. Esto es el macrismo en su estado más puro, que expresa claramente su ideología y su manera de entender la “convivencia y el diálogo”. Hay que ser honesto y reconocer que estos dirigentes que nos gobiernan cumplen a carta cabal con el sentido del nombre del rejuntado, Cambian todo. Absolutamente todo.
Cambian el sentido de la democracia. Cambian el respeto y la tolerancia por la violencia y la represión. Cambian la distribución del ingreso a favor de los sectores más concentrados. Cambian el valor de la verdad como herramienta de gobierno por el uso indiscriminado y cínico de la mentira. Cambian las conquistas y logros de más de doce años por un borrón y cuenta nueva que no deje el menor rastro de lo que ocurrió en la Argentina hasta el 10 de diciembre de 2015. Cambian la necesidad de corregir y mejorar situaciones por el revanchismo y el odio. Cambiemos. Cambiemos todo. Como si diésemos vuelta una media del derecho al revés. ¿Cómo se puede pensar en la estabilidad de un gobierno que en casi un año y medio de gestión no ha hecho otra cosa que perjudicar a los sectores más vulnerables de la sociedad y sobre todo a los más humildes y desprotegidos?
¿Cómo se puede creer que la presunta desestabilización viene de factores exógenos cuando este gobierno no ha hecho absolutamente nada para lograr sostenerse por medio de su propia gestión?
Entonces, ¿quién desestabiliza a quien?
Desestabilizados están los bolsillos de una absoluta mayoría de argentinos cuyos ingresos ni siquiera alcanzan para cubrir los gastos mensuales primarios.
Desestabilizados están los trabajadores que han quedado en la calle y aquellos que, pese a conservar sus empleos, viven el día a día con el temor implacable de perderlo en cualquier momento.
Desestabilizadas están las pequeñas y medianas empresas, principales generadoras de empleo en la Argentina, por las políticas destructivas de la producción y el trabajo.
Desestabilizadas están las arcas públicas, desfinanciadas por la más profunda transferencia de ingresos hacia los sectores de mayor concentración de la riqueza de la que se tenga memoria. Desestabilizado está el país.
Este es el país de Cambiemos. El que no soñaban ni deseaban ni sus más acérrimos defensores, muchos de los cuales ya abandonaron sus filas manifestando su desazón y desengaño.
Entonces, con honestidad cabe preguntarse …..¿quién desestabiliza a quién?








jueves, 20 de abril de 2017

TAPA "Dorrego Despierta" jueves 20 -04-2017

descarnadamente cierto
por Carlos Madera Murgui #


Resultado de imagen para falta de futuro


El clima de debate permanente, en todos los ámbitos de la sociedad por distintos motivos, le debería hacer bien a toda la comunidad. No solamente el espectro político, que es casi su trabajo, sino la sociedad toda, que ha conferido mandato para llevar adelante las ideas a las cuales adhiere. Temas diversos, importantes todos, reiterados, con disímil resolución o sin ella, han estado en el obligado tratamiento de los medios de difusión y por ende en el comentario diario de los pobladores.
Ampliamente difundidos, con detalles, con las voces de los protagonistas, todas , como nos tiene acostumbrados esta radio, algunos asuntos exceden ampliamente la inmediatez, para protagonizar un debate de base, que merecerían una atención superior, dedicada, permanente, más allá de encontrar coincidencias. Nosotros mismos, irradiamos nuestro punto de vista,  de imposibilidad u oportunidad de realizaciones concretas, pero no es suficiente.
Sentimos desde las voces de propios dorregueros que este pueblo se muere, que no hay oportunidades como las que pretendemos, que la población es mayoritariamente jubilada e infanta, que los jóvenes deben emigrar por la falta de trabajo.

Por estas mismas razones, quienes ambicionaríamos que esas aseveraciones no tengan al menos toda la razón, sería muy interesante, medular, importantísimo, comenzar con un debate serio sobre este tema en particular, para correr ciertos velos, sobre las reales y efectivas oportunidades que tiene o no nuestro distrito en esa materia. Tendrá que comenzar obligatoriamente por la representación política ; el Departamento Ejecutivo, concejales, y todo representante que haya sido designado constitucionalmente por la ciudadanía. Luego entidades intermedias , prensa , y todo tipo de expresión que se sume al inocultable reconcomio que desdibuja el ánimo diario de nuestros coterráneos. Este debido debate sobre el desarrollo y por ende el empleo en nuestro partido, no es nuevo por pendiente, ni viejo por remiso. Directamente nos hemos quedado,  cada cual con su verdad aparente,  puesta en el tapete en épocas electorales, o cuándo se trata de reavivar diferencias, que por más que sean explicadas, como formas de atacar un evidente problema, no vislumbran al menos un terrenal diagnóstico y acción, que suponga el ponerse a trabajar, sea quien sea, en la cristalización de esas ideas debidamente fundamentadas. Las posibilidades desde un gobierno municipal, allende sus ingresos genuinos, se centran en el puente ineludible e imperioso que debe mantener con autoridades provinciales y nacionales, que sí cuentan con otras oportunidades de recaudación y distribución, y que necesariamente serán la base de sus gestiones. Elementos para reactivar posibilidades de trabajo cierto, se ven acotadas en pequeños emprendimientos que no compatibilizan con las manifestaciones de la mayoría de los vecinos, que sueñan y reclaman una salida más interesante. No es el nuestro, un lugar que se haya caracterizado por la gran inversión local, al menos desde hace muchos años y en la forma que nuestra población lo espera. Tenemos sí, y tal vez sea la medida, no nos debe conformar obvio; interesantes empresas, no importa su tamaño, que han materializado su accionar en el distrito. No son suficientes; El nexo, estratega y la participación estatal tiene que ser medular en esta tarea.  La inquietud es irrebatible, más allá de lo que se escucha todos los días, trasluce como el principal motivo de preocupación de los habitantes, la falta de trabajo. Necesitamos algo más, que la postura de cada uno de los dirigentes involucrados no solo políticos, que no tienen una reacción políticamente correcta como se necesitaría en estos casos, que nos haga progresar en la intranquilidad colectiva, como ideas concretas, amparadas en acciones realizables, posibles, sin dejar de lado el ideal de lo soñado. Válidas e importantes son todas las expresiones, atendibles, que no deberían molestar, ni por aparecer exageradas, ni irreales, ni descarnadamente ciertas. Sí nos tienen que hacer reaccionar, pero efectivamente, no ofendiendosé, sino con ideas,  en acciones,  algo más edificante, que nos ponga en marcha, una vez por todas, no solamente desde la retórica, sino de los hechos concretos, firmes, consensuados, estudiados, como corresponde a una sociedad que no ceja en su aflicción permanente de caer en el más cruel de sus destinos, como es el desarraigo. 

# Conductor "Dorrego Despierta" lunes a viernes de 7 a 9 por Ladorrego AM1470 

miércoles, 19 de abril de 2017

"no miran todo esto, quienes tienen un proyecto"

   por Carlos Madera Murgui #


Resultado de imagen para politica marketinera

La aparición, hace tiempo ya, del movimiento de los “indignados” , nacido al calor de la decadencia política que azota a buena parte del mundo, autodenominado mediaticamente en su florecimiento 15M, generó de este lado del océano sensaciones contradictorias.         La identificación con lo que fue el termicamente sensacional apocalipsis del 2001, el que se vayan todos, por un lado y cierta reticencia por el otro.    Más allá del apoyo a la iniciativa histórica,  es indudable que algo de todo esto genera cierta sensación de sospecha.     Tal vez la carencia de fundamentacion política ( no pertenecer a ningún partido en su nacimiento , según ellos fue su gran estandarte), evolucionó en su articulación , pero sin el cimiento tradicional y la dependencia casi absoluta ,en su crecimiento a las redes sociales , contrastando en forma sorprendente entre una juventud decidida, pero algo light y las potentes y vitales ideas anarquistas de sus antecesores, que poblaron nuestras tierras durante las oleadas inmigratorias.    Las coincidencias se construyen entre hechos parecidos, precisamente en ciertas metodologías que parecen haberse adueñado del transcurrir de estos tiempos, donde no identificarse políticamente, menos en un partido, autoconvocarse, por decirlo de alguna manera por medios tecnológicos, (como en 2008 como hecho embrionario)  y todos los demás 20M – 18Z o 24K , donde las redes sociales, el desarrollo de Internet, del tweet , facebook , ponen a las ideas en un esfuerzo antes que en un hecho, algo construido más que algo real , tangible.   Bajo ese paraguas virtual, audiovisual,  comunicacional se podría caracterizar también la situación de un tipo de dirigentes políticos que llegan al estrellato mediático, creídos que son verdaderos líderes, lúcidos y preclaros, y que por ese motivo cuentan con el respaldo de las masas convertidas en audiencia o visitantes o amigos, como se llamen en el medio que se les ocurra, y que llegan a la política en mandato bíblico de depuración.  En este ámbito la vida es cada vez más corta.        Hace algunos años,  el Sr. Vicepresidente de la nación Julio Cobos vivía quizá su momento más resonante de estrellato mediático y como consecuencia de ello,  de supuesta vigencia política.   Hoy aquellos que publicaban y repetían sus declaraciones equiparando sus dichos a los de un estadista llamado a cambiar el rumbo de la Argentina en una archi renovada versión de la nueva política, ya ni se acuerdan y ni siquiera tiene un lugarcito de consulta aunque sea a la pasada, ni siquiera de su partido, aunque en ese momento no se sabía cuál era. La mayoría de los dirigentes de la oposición, buscaban en aquel entonces una foto que les habilitara una relación, momento que no se le ocurre ni recordar a sus propios correligionarios que lo elevaron a casi héroe público aquella noche del no positivo. Cobos fue víctima, si nos apoyamos en la única explicación posible, del viejo método de usar y tirar que en el lenguaje popular el elemento tiene un nombre.     Otra muestra,   Miguel Torres Del Sel,  de casi gobernador, luego embajador , a irse de la política , de la misma forma que entró.     Hay muchos Cobos, en todos lados, sin siquiera la trayectoria del mendocino, y es un emergente de una manera de hacer política, de la misma cierta dirigencia, que desestima, subestima,  minimiza , usando y tirando permanentemente solo en función de sus intereses.    ¿ no hay otra manera de hacer política?           Sí que la hay,  no todo es marketing, mediciones, encuestas, alianzas, movimientos que convienen o nó en función de una renta electoral.          No miran todo esto quienes tienen un proyecto, sin la mediatez, dejando de lado las ansiedades y planteando objetivos que incluyen a actores diversos y intereses complementarios.      Quienes así lo hacen y perseveran finalmente perduran, aunque atraviesen derrotas, porque la política es una actividad que adquiere su sentido verdadero y ennoblece cuando esta cerca de las necesidades del pueblo e intenta y puede cambiar algo, y esto tiene valor por sí mismo.    Entonces aún cuando este último tipo de dirigentes no arribe nunca a la cima del poder, habrán aportado ideas   , sentidos,  contribuirán a mejorar la calidad ciudadana y recuperar el valor de la política.        El mismo tiempo, erosiona caparazones irreales que acaban siendo fácilmente descartables por una casta dirigencial que no se fabrica ni se inventa, que solo es atravesada por una cualidad que la condiciona y hasta la determina.

# Conductor "Dorrego Despierta" de lunes a viernes de 7 a 9 por Ladorrego AM1470.


martes, 18 de abril de 2017



"alguna rémora que forma parte precedente de un eventual descontento"

Carlos Madera Murgui #




Resultado de imagen para descontento del pueblo


“Mi literatura no tiene nada que ver con nada, yo no comprometo mi literatura, mis palabras no se enlodan con nada, mi lenguaje es mío y me expresa a mí “ JOSE MARTÍ.

El resultado de una evolución inevitable, ha sumado a la exposición del dato puro y duro, la carga emocional del relato personal de los hechos y acontecimientos, que no sería más, que la interpretación periodística de esas cuestiones.       Recuperar tiempos y espacios de la experiencia real y opinar sobre ellas, impone la obligatoriedad inseparable de tratar episodios más conflictivos y confusos, como son los lugareños, junto a los que transcurren lejos y a otra velocidad, distantes como vistos en televisión, o precisamente en la pantalla.
Lo último es desmedidamente más fácil, porque no convivimos, ni conocemos, ni tenemos ninguna ilación con quienes deben escuchar nuestras opiniones o criterios sobre advenimientos que los involucran.   Esta tarea, la de la comunicación y sin duda, la opinión, sobre contenidos que nos ocupan aquí, traen siempre aparejada alguna rémora que forma parte precedente de un eventual descontento.   Esto será así, ahora, y siempre, configurando el marco de convivencia, que dicta la diversidad, de poder expresarse con distintas opiniones sobre un mismo tema.
El rumbo elegido por los responsables de este y otros programas, con una alusión clara y simbólica acerca de la memoria y sus vericuetos, absorbe y seduce,  al menos llevarlo adelante.    Tomar la disputa de cómo debió ser y no fue, hacer visible elementos y hechos, incorpóreos y complejos a la vez, escondidos, esfumados, escamoteados, trata de una especie de encastre de la memoria articulada con propias historias y sentimientos que conmueven y despiertan taxativos laberintos.       Adherir al poder unificador de la negación, preservando una fachada de normalidad y taparse ojos y oídos ante los problemas se convierte en la peor de las in corduras.  Aquí, con quien habla no advendrá, al menos eso nos hemos impuesto.
Seremos lo que deberemos ser, o no seremos nada.
Hemos conseguido una identidad, nuestra opinión es dicha, hablamos de las personas, que a su vez son invitadas a variados espacios a que cuenten su forma de pensar en diversos temas, se explayan cómodamente  como debe ser,  sobre lo que quieren abordar y sin des armonizar ninguna introspección que desaliente la satisfacción y la jactancia de contar con una persona que habla de sus ideas y pensamientos, caros a su relato y a su vida misma, frente al gran público.
La narración de los hechos no siempre cuenta con consentimiento, menos aun la opinión, ese sería el norte, al menos lo buscado, no conformar por el solo hecho de ser escuchado, pero si inquiriendo respeto en el mensaje seguramente no compartido.     Como medio entendemos la obligación de contar, como periodismo, el sello que individualiza a todos, incluso a los oyentes, y a quienes entrevistamos.    Las noticias y las opiniones esgrimidas, las encuadramos en el derecho humano que todos tenemos a la información, también el de estar de acuerdo o no, lo promisorio es la diversidad.
No llegamos a ninguna parte, no tocamos ningún cielo, no ganamos nada, de lo que sí estamos seguros   , que jamás nuestras opiniones quedarán a mitad de camino.

Para que ocurra el dicho,     deben existir ustedes los escuchas.    Feliz día,…. día como todos,…. nuestro, transcurrido, compartido.

# Conductor "Dorrego Despierta" de lunes a viernes de 7 a 9 por LadorregoAM1470

martes, 11 de abril de 2017

Tapa "Dorrego Despierts" martes 11-04-2017

A propósito de nuestro aniversario
por Carlos Madera Murgui #

Resultado de imagen para coronel dorrego ciudad

Uno de los nuestros, aunque no había nacido aquí, llevo a cabo el trabajo histórico por excelencia de nuestro pago.
El abogado Carlos Funes Derieul, se ocupó de decir en las primeras páginas,  de su inolvidable trabajo historia del partido y localidad de coronel Dorrego en el siglo 19,que el Huecuvú Mapú o país del diablo no llegaba a Coronel Dorrego, según un mapa del año 1772. Era una inmensa región desértica, medanosa donde se corría peligro de perecer al intentar cruzar esa zona, ni hablar de vivir allí. Las noticias no eran rápidas, se daban de año en año. Por entonces ; creación del partido y de la ciudad cabecera , nuestros pioneros tenían la preocupación de vender entre comillas , el lugar, este lugar, gente que se animaba a decir esto por ejemplo “ es público y notorio, y sin bombo ni farsa, el asombroso desarrollo de este pueblo de gran porvenir que apenas cuenta con dos años de su fundación y esta tan adelantado como los pueblos que hace diez años se formaron en el sud y en mejores épocas ”nada de bombos, ver para creer “ pues este partido cuenta actualmente con más de 4000 habitantes y el pueblo tiene 800 en posesión y afincados con los importantes elementos de colonización de gran progreso .A pesar de la paralización y crisis que estamos atravesando , el pueblo de Coronel Dorrego no ha sufrido tal cosa y está siempre en progreso de porvenir y todos sus adelantos es debido a la hermosa fertilidad de sus generosas tierras vegetales, inmejorables tanto para el cultivo como ganadería, por sus excelentes campos de engorde” – Epocas duras para convencer gente que se arraigara, épocas fundacionales de todo, pero un artículo periodístico del diario “ El libre del sur” de Teófilo Gomila de tres arroyos del 17 de febrero de 1889 , ya tenía opiniones fuertes hacia las autoridades de Dorrego, entre otras consideraciones puntuales discutiendo el procedimiento para la organización de una vida en sociedad, diciendo que debían crearse las condiciones para que más personas vivieran aquí y criticaba ciertas normas y multas impuestas por el gobierno municipal de aquel entonces para que el pueblo tuviese un orden. Hablaba de la mala propaganda que significaba que un poblador dejara el pueblo y esto se divulgaba entre familiares y allegados que contaban porqué se habían ido, cuando lo que imperiosamente necesitaba que viniera gente a vivir aquí.  también reza acerca de un proverbio español “ cada uno habla de la feria, tal como le va en ella”. Sintetiza ello hace muchos años la diferencia de opinión, de acuerdo al cristal de la conveniencia con el cuál se mire la realidad y: ténganlo como seguro que de aquí a otros 100 años será igual. Bienvenidas sean las diferencias de opinión, porque son evidentes, antes, ahora y más adelante, lo que sí se reclama, no exclusivamente, y no sólo de las autoridades constituidas democráticamente, es sentir nuestra, esta tierra, no interesa quien lo maneje, somos todos los dorregueros, y todos y no todos disfrutamos o padecemos lo bien o mal que nos va como ciudad, como pueblo, como partido. Debemos entender que los representantes que elegimos , no se convierten en los mal llamados gobiernos de turno….. Aquí y en todos lados no hay turnos preestablecidos para ejercer gobiernos o representaciones. Son perfectamente seleccionados con su voto por los ciudadanos que confían en ellos para regir sus destinos o funcionalidad en sociedad. De esto último se trata,  que tienen su mandato en la medida y forma que le ha sido conferida. Pero lo que nos confunde, y necesita imperiosamente pueblos como el nuestro, que a partir de las diferencias, plasmadas no caprichosamente por los ciudadanos, no perdamos de vista, sea lo que sea, el bien común del grueso de la sociedad, de todos. Todos necesitamos del raciocinio del resto, hablo de los habitantes, y valga la aclaración una vez más; No porque neguemos que no estamos bien, nos va ir mejor, o a la inversa creer que tocamos el cielo con las manos. La diferencia radica en encarar la vida diaria predispuestos a luchar para que nos vaya lo mejor posible a todos.  
Lo peor que nos puede pasar como sociedad, creer que no tenemos nada que ver con nuestros dolores, aunque no nos alcancen. Todos somos responsables. Nadie la pega, ni nadie la sufre. Las acciones de las mujeres y hombres de este lugar son los cimientos ahora y siempre, de cómo nos vaya.  El apocalipsis como mensaje en nada ayuda, tampoco se trata de negar las realidades. Muchos pretenden que todos estén conformes desde su lugar de pensamiento básicamente, fundado en una educación, alimentación y desarrollo que nada les falta; les aseguro que no para todos es igual, y por supuesto la forma de ver las cosas, por las razones que se les ocurra, no debe ser inexorablemente igual. Este pueblo nos necesita a todos, y con ganas. Siempre tenemos que ser todos, somos altamente proclives a transferir la culpa, debemos hacernos cargo,  que en la medida de nuestra actividad, nos va ir mejor o peor que siempre. Todos soñamos con lo mejor, es muy positivo, que así ocurra. Las formas y las posibilidades las discutimos, nada ni nadie nos impedirá tener como máxima ambición mejorar lo que tenemos y reclamar y luchar en consecuencia. Gobernantes y gobernados, organizados en instituciones de todo tipo, somos todos habitantes de este pueblo y debemos demostrar la mejor de las intenciones en los hechos. Sería un buen comienzo que quede claro que todos queremos lo mejor. Las mezquindades por sobre las diferencias en situaciones puntuales diarias, no ayudan en mucho. Ciento veintisiete años de existencia nos recuerdan que no estamos aquí para siempre, sigamos mereciendo lo mejor, de nosotros depende. 

# Conductor "Dorrego Despierta" de lunes a viernes de 7 a 9 por        LadorregoAm1470 









lunes, 10 de abril de 2017

El choripán como eje de las discusiones por sobre las ideas

Resultado de imagen para choripan y colectivos
( sobre una idea de Diego Pietrafessa)
Alguien, alguna vez, inventó que en las manifestaciones populares se paga la asistencia con un sándwich de chorizo. “Van por un choripán” se convirtió en un slogan. Curioso, porque ese dato jamás fue corroborado por el periodismo de “investigación” e “independiente”, tan riguroso en ciertos temas, tan desatento en otros. Coincidamos que analizar cifras y guarismos de chacinados como argumento es absurdo, insultante, ofensivo a la inteligencia. Participar de esas discusiones es empobrecer las ideas, que no se defienden intercambiando fotos o comentarios más o menos ingeniosos en redes sociales.
El problema del “chori” es, como todos los asuntos sociales, político. Este plato del menú criollo se ha convertido en metáfora. Danzan aquí conceptos largamente diseminados, con idéntica desinencia: populismo, clientelismo, asistencialismo. Para continuar la rima, siempre lo mismo. El Presidente de la Nación se sumó a la ola y se mostró satisfecho (¿acaso orgulloso?) de que en la jornada del primero de abril se haya movilizado gente “sin colectivos ni choripán”. Debe leerse aquí un mensaje velado: a nosotros nadie nos arrea, nadie nos compra. Es poco constructivo que en nombre de “todos” se use el “nosotros” para enfatizar el “ellos”. Es ofensivo suponer que ciertos actores sociales sólo se manifiestan si se los arrea, si se los soborna. Es ofensivo y es falso.
Lo repite el coro rentado, lo recitan quienes, aún con buena fe, jamás fueron testigos del “chori gratis”. Unos y otros suponen que hay personas que no piensan, no opinan, no apoyan o se quejan sino por un interés particular: tener sin costo alguno la panza mínima y fugazmente llena. El ladrón cree que todos son de su condición. No conciben otra preocupación que por su propia coyuntura y ámbito. Hijos del “no te metas”, primos del “a mí nadie me regaló nada”, nietos del “cada cual a lo suyo”.
La organización de los trabajadores les resulta subversiva, les altera el orden y por eso es orden lo que piden. Un grupo de obreros, de maestras, de jóvenes, no tiene derecho a organizarse, a citarse en una esquina, a contratar un colectivo. Reducen la militancia a un ámbito geográfico y a una consigna: vayamos los que estamos cerca, vayamos de a uno.

Hay mucho por hacer. La tarea es fortalecer los lazos comunes, sostener la apuesta colectiva. Reforzar la unidad. No ser espejos del odio ajeno, salir de las pantallas y los celulares a caminar la calle. Mirar. Y saber que estamos en un desafío que es de todo, menos pan comido.

viernes, 7 de abril de 2017

tapa "dorrego despierta" viernes 7-4-2017

A partir de la fuerza del derecho

por Carlos Madera Murgui #

Resultado de imagen para memoria


Las memorias no quedan fijadas de manera definitiva, sino que se transforman con el paso del tiempo. Las exigencias del presente o el cambio de las condiciones que determinan su audibilidad y legitimidad, las políticas de la memoria desarrolladas desde el Estado, entre otros factores, pueden determinar modificaciones sustanciales en los contenidos de las memorias.  Días atrás,  marzo 24, como cada año,  un puñado, según el ámbito elegido, pero casi común en mi pueblo, recordamos, conmemoramos, sufrimos, valoramos, puteamos una vez más, sostenidos sobre las distintas valoraciones de aquellos sucesos y sus efectos. La transformación de los discursos y prácticas estatales vinculadas con el pasado dictatorial y sus consecuencias, se focalizaron en todo el país, en esfuerzos acompañados desde siempre por las organizaciones de derechos humanos,  en la necesidad de vincular la memoria de aquel pasado con la demanda de justicia. El golpe cívico-eclesiástico-militar apuntalo el discurso de la guerra contra la subversión contrastando a la más flagrante cómplice violación de los derechos humanos de la cual recuerde nuestro país. En la última década,  por redondear, se alcanza un momento en que la centralidad de la cuestión de la rememoración del terrorismo de Estado aparece plena de renovados y valientes cuestionamientos. Se han plasmado en la institucionalización de algunas prácticas conmemorativas, no estatales, sumamente importantes y en decisiones de alto valor simbólico que buena parte de la sociedad considera la etapa dictatorial de manera impactante, ante el procesamiento de experiencias fuertemente traumáticas. Esta cultura de la memoria ha modificado definitivamente la relación entre las representaciones del pasado y la justicia, ya que se vincula con un proceso de reparación moral, jurídica y algunos o muchos casos, financiera de la víctimas. La desaparición en diversas latitudes de comisiones estatales destinadas a establecer las responsabilidades de los involucrados en delitos de lesa humanidad y la comparencia ante estrados judiciales nacionales e internacionales de instigadores y ejecutores parece haber entrado en terreno cenegoso.  Los “lugares “de la memoria,  son cimentados con todo vigor por quienes todavía recuerdan o esperan,  en el señalamiento simbólico donde vivieron víctimas, construcción de monumentos o espacios vinculados, la represión ilegal.  Hay también sectores con representación que tratan de cambiar, como si la función y la forma de un lugar borrara la memoria o le quitara materialidad a la misma. Este programa seguirá en su comienzo pidiendo por la instalación del monumento o el recuerdo a los asesinados por el terrorismo de Estado en la plaza central de Coronel Dorrego. Es una deuda invisibilizada  por años, se me ocurre sostenida por distintas valorizaciones de aquellos sucesos y sus efectos. Este año la conmemoración oficial continuó con una modalidad de visitar el monolito del vivero municipal, que sirve de paso para que muchos dorregueros se enteraran, que era ese pedacito de cemento con una placa y varios nombres grabados que, ojala no corra peligro, con la modernidad política de nuestro pago, tan proclive a la negación. Otras conmemoraciones no oficiales siguen machacando sin privarse de difundir con el consabido componente político que amerita la fecha;  este año con escasa, como siempre, concurrencia y ante la falta de una comisión por la memoria lugareña que aglutine la recordación de los sucedidos. La memoria, recordación y lucha por una verdadera justicia, se convierte en autentico homenaje de vida para nuestros muertos, eso es más perdurable que cualquier monumento ante la mutación de ciertos discursos y hechos vinculados. El pasado dictatorial sigue haciendo sentir sus efectos hasta hoy; no existe una perspectiva uniforme en el conjunto de la sociedad que restablezca a los derechos humanos como uno de los fundamentos centrales de la legitimidad democrática. La visibilidad y relevancia se modificaran inevitablemente con el paso del tiempo, pero mientras algunos con coincidencia generacional nos acordemos de nuestros hermanos asesinados no ocurrirá.  La práctica académica y la rigurosidad de los historiadores sigue y seguirá siendo no comparable con la memoria y el dolor social.  El “deber de memoria” en el compromiso de la difusión del recuerdo de lo sucedido, a fin de evitar el olvido se convierte en una obligación moral que excede a víctimas y afectados. Nuestro estilo comunicacional, lejos de un discurso cuasi escolar, trata desde hace varios años de enfrentar la muda realidad, tarea no sencilla intentando instalar comprometidas opiniones, por comprometidas y por opiniones, en un amplio arco de voces,  la mas de las veces confrontadas, en el menú ideológico-político,  con mutaciones y desvíos que nutre nuestra democracia que disputamos, disfrutamos y valoramos a partir de la fuerza del derecho.

# Conductor "Dorrego Despierta" de lunes a viernes de 7 a 9 por LaDorregoAM1470.

lunes, 3 de abril de 2017

TAPA "dorrego despierta" lunes 03-04-2017


“luchar y crear son el modo de decirle a los compañeros caídos    tu no moriste conmigo”. 
 Eduardo Galeano

Resultado de imagen para historia inapelable

La historia es inapelable. Los gobiernos injustos con sus pueblos inevitablemente se deslizan hacia la coerción social y cultural primero, y el uso desmesurado de la fuerza después, negando el sentido más sustancial de la democracia. Hay, en nuestro pasado, vencedores y vencidos, víctimas y victimarios.
Durante la conquista del continente americano se produjo la primera masacre. Fue un genocidio, según la definición de la Convención para la Prevención y Sanción del Crimen de Genocidio. Luego, el proceso de construcción del Estado nacional estuvo precedido y continuado por otro genocidio que la hipocresía aristocrática denominó “Campaña del Desierto”. Corrieron ríos de sangre.  Se presentó como una acción civilizadora, cuando lo que se producía era un robo generalizado de la tierra de la Pampa Húmeda. 
En la aplicación de nuevas formas de disciplinamiento social, aquella oligarquía instituyó la Ley 4144 “de Residencia”, que habilitó la expulsión del país de inmigrantes revoltosos. Las masacres de los talleres Vasena en 1919 durante la “Semana Trágica”, y contra los peones en la Patagonia en 1921, marcan otros hitos emblemáticos de la conducta policíaca de la oligarquía frente a los reclamos populares. Ya se había instituido el gobierno de Hipólito Yrigoyen por el sufragio universal (sin el voto femenino).
En 1955, el golpe de Estado “libertador” intensificó la violencia contra el pueblo, incluyendo fusilamientos y 18 años de proscripción ininterrumpida de la corriente política más importante de la Argentina, el peronismo. Y siguieron nuevas interrupciones de los regímenes constitucionales, con sus edictos, leyes y violencias; hasta que el 24 de marzo de 1976 se impuso la dictadura cívico-militar que desplegó un proyecto de terrorismo desde el Estado con la consecuente represión salvaje y sistemática que diezmó a toda una generación, la mía, desapareciendo y asesinando a 30.000 detenidos.
Como respuesta a ese plan sanguinario, que violaba sistemáticamente los más elementales derechos civiles, políticos, sociales y culturales emergieron una cantidad de organismos defensores de los derechos humanos: la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares, Hijos, Hermanos, Coordinadora contra la represión policial e institucional (Correpi). La Liga Argentina por los Derechos del Hombre había sido creada en 1937.
Estas organizaciones jugaron un rol trascendente en la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia. Los juicios a las Juntas Militares impulsados por el gobierno de Raúl Alfonsín fueron un avance inédito. Las reacciones posteriores de militares y civiles involucrados en los crímenes terroristas, condujeron a retrocesos como las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. 
El gobierno de Carlos Menem claudicó en toda la línea con los indultos. La aplicación de las políticas neoliberales en los años ochenta y noventa requirió la profundización del debate sobre los derechos humanos, ampliando su horizonte a las condiciones de existencia para acceder a una vida digna: trabajo, salud, educación, cultura, vivienda, etc. De este modo, todo lo relativo al juzgamiento de los hechos de violencia criminal del Estado se enriqueció incorporando la defensa de los derechos sociales y culturales de los ciudadanos como valores a conquistar. 
Durante los años de los gobiernos kirchneristas se produjo una articulación virtuosa entre los poderes del Estado, los Organismos de derechos humanos y los movimientos sociales alrededor de este concepto más amplio de los derechos humanos. 
Este cambio cualitativo y conceptual, se extendió hacia la idea de violencia:  nó es sólo la que se aplica directamente contra la vida de las personas, también lo es cuando se les niega a los ciudadanos toda posibilidad de acceso a una vida social y cultural digna.
Las políticas del gobierno macrista chocan de frente contra este concepto ampliado de derechos humanos ya que, en oposición a las políticas de la década previa, restringe e intenta abolir los derechos que se incorporaron.
La ideología y conducta política en contra de la idea de Memoria, Verdad y Justicia son prístinas: desmantelamiento de los organismos del Estado que sostenían el trabajo de esclarecimiento de los crímenes dictatoriales, discurso presidencial negacionista de los 30.000 desaparecidos, nombramiento de funcionarios que justifican el genocidio e intento fracasado de modificar el feriado fijo del 24 de marzo. Junto a esto, una política represiva cuyo caso paradigmático es la detención de Milagro Sala y sus compañeras de la Túpac Amaru, a pesar de los numerosos reclamos nacionales e internacionales para que sea liberada. 
La descalificación de Roberto Baradel en el mensaje presidencial a la Asamblea Legislativa es un paso más en la escalada antidemocrática de recorte de los derechos sindicales. 
Por los frutos lo conoceréis: en un año se generaron 1.500.000 nuevos pobres y un tercio de ellos están en la indigencia, o sea en el hambre. Fueron destruidos alrededor de 300.000 puestos de trabajo y se redujo la capacidad adquisitiva del salario, a la vez que se engrosaban las ganancias de los millonarios de siempre.
Marzo expresó la reacción de multitudes en las calles. Como siempre, cuando emerge la rebeldía soterrada de los pueblos convulsiona la escena política. Este 24 de marzo nuevamente un inmenso pueblo se manifestó demostrando que la defensa de los derechos humamos está incrustada en la conciencia de la sociedad como un valor cultural irrevocable. 

Las calles de marzo marcan un nuevo tiempo. Por esa huella tenemos que andar. Y seguimos andando, también, con Eduardo Galeano: “luchar y crear son el modo de decirle a los compañeros caídos tu no moriste conmigo”.